Entradas

¿Qué tipo de madre eres?

tipos-de-mãe

¿Qué tipo de madre eres?

Actualmente, con la modernización y con las mujeres conquistando cada día más espacio en la sociedad, el papel de la mujer como madre fue sufriendo cambios, haciendo en ella diferencias de acuerdo con lo que cree que es mejor para sus hijos o para sí misma.

Dichas diferencias nos permiten separar 3 grupos de madres, todas con errores y aciertos. En realidad, existe un cuarto tipo (la madre desinteresada que no llama o busca a sus hijos), el cual, por ahora, no es necesario desglosar.

Entonces, de los siguientes tres tipos de madre, ¿con cuál te identificas?

1) Madre sobreprotectora

2) Madre de tiempo completo

3) Madre equilibrada

Madre Sobreprotectora: Ella rodea a su hijo de cariño y protección, hasta allí no hay problema, el problema inicia cuando no ve los defectos de su hijo y no considera sus errores. Actuando de esta manera, ella termina estorbando etapas importantes para su hijo y, por ende, la educación del hijo es mala por no colocar límites importantes que serán fundamentales para formar la personalidad de su hijo.

Madre de tiempo completo: Es aquella que se dedica a sus hijos, les brinda cariño y suple todas sus necesidades. El problema es cuando ella no tiene tiempo para algo más. En el momento que ocupa todo su tiempo en sus hijos, sólo se entrega a ellos y no mira más para sí misma. Como no tiene tiempo para otra cosa, comienza a descuidarse, y eso se refleja en su apariencia. Allí comienzan los problemas de baja autoestima y de distracción en cuanto a todo lo que sucede a su alrededor. Hoy en día, aún existen mujeres con este tipo de pensamientos y acaban desvalorizándose interior y exteriormente.

Madre equilibrada: Es la que cuida de sus hijos, les llama la atención cuando es necesario y los atiende sin olvidarse de ella, de sus quehaceres y responsabilidades. La modernidad de hoy exige una madre que trabaje y cuide de sus hijos, quizá algunas madres también estudien. Dado que es equilibrada, ella logra cumplir con todas sus actividades. Puede estar atenta a las novedades de la tecnología y usarlas en su beneficio y de aquellos que la rodean. Ella se esfuerza en hacer la diferencia en su casa, como en cualquier otro lugar. Educa a sus hijos con sabiduría, siendo dulce y, al mismo tiempo, firme cuando es necesario. Ella se da tiempo para todo, está siempre lista para cambios (interiores o exteriores), cuando sabe que es para su beneficio.

Por ahora puedes creer que la Mujer equilibrada es una “Mujer maravilla”, un ejemplo inalcanzable, pero no es así. Este tipo de mujer se encuentra descrita en la Biblia (proverbios 31): literalmente, ella conseguía resolver todo y de la mejor manera posible. Pero, ¿por qué?… Porque ella tenía lo principal, a Dios dirigiendo su vida, dándole sabiduría para administrar su tiempo y su vida.

Si quieres aprender a ser una madre equilibrada, ven y participa de nuestras reuniones para profundizar más del tema.